Consejos para una entrevista de trabajo

Las entrevistas de trabajo son capaces de poner nerviosa hasta a la persona más profesional, sobre todo cuando estamos ante un trabajo que nos interesa mucho.

La clave para pasar las entrevistas de trabajo con éxito, es sin duda la naturalidad que muestres en ella, lo que le dirá a las personas que te están entrevistan que están ante una persona segura que sabe lo que quiere y sobre todo que está segura de que desempeña su trabajo correctamente.

  • Qué debes tener en cuenta antes de la entrevistaentrevista de trabajo

Antes de entrar a una entrevista de trabajo, lo primero que debes hacer es conocer todo acerca de la empresa. Esto les dirá a tus entrevistadores que estás al tanto de ellos y que no son un trabajo más, sino que ya los conocías. Debes conocer cuál es el perfil de personas que ellos suelen contratar y sobre todo cual es la experiencia que ellos requerirán de ti. Debes llevar contigo un CV en el cual detalles todo lo que sea relevante para este trabajo.

No escondas tus puntos débiles, al contrario, habla de ellos pero defiéndelos. Si parece que tratas de ocultarlos parecerá que quieres ocultar algo más.

Normalmente, las empresas te citan por escrito a tu email, no contestes el email. Lo mejor en estos casos es que llames personalmente dando tu nombre y apellidos y sobre todo que confirmes la cita.

Nunca acudas a la entrevista con gafas oscuras y evita llevar ropa muy llamativa. Lo adecuado es ir con ropa en tono claro y perfectamente limpio.
Nunca vayas a acompañado de amigos a la entrevista, es algo muy informal y no habla bien de ti, además recuerda que debes llegar al menos 5 minutos antes.

  • Durante la Entrevista

Nada más entrar a la entrevista comienza a sonreír. Intenta dar una buena impresión pero sin exagerar. La mayoría de las empresarias ha asegurado en varias entrevistas que vieron a la persona que trabajaría con ellos desde que cruzó la puerta.

Debes saludar a la persona que te va a entrevistas con “Buenas tardes Sr. Ruiz”. No hace falta que extiendas ese momento, además, espera a que sea el entrevistador el que extienda la mano. No te sientes nunca en el borde de la silla, ya que eso le dirá al entrevistador que estás inseguro “preparado para correr”, sienta recto pero con seguridad. Tampoco te dejes caer en la silla… actúa natural. No te sientes hasta que te inviten a hacerlo. En las entrevistas de trabajo no se fuma y no interrumpas al entrevistador cuando esté hablando.

Recuerda que la persona que te está haciendo la entrevista es la persona que tiene “la sartén por el mango” así que no lleves las riendas de la entrevista, intenta sentir cómodo en todo momento pero no hables por hablar o comiences a decir cosas que no te han preguntado.

Intenta que el entrevistador te escuche perfectamente. Intenta no hablar muy bajito pero tampoco te pongas a gritar en medio de la sala. No hables mal ni uses tacos o muletillas.

No te acerques mucho al entrevistador y no le mires fijamente, ya que podrás intimidarlo.

Nunca pongas los codos sobre la mesa y si te ofrecen una bebida acéptala, pero pide que sea sin alcohol. Nunca contestes sin pensar primero lo que vas a decir. Se claro en tus respuestas e intenta ver si de verdad el entrevistador a entendido lo que le estás diciendo por los gestos de su cara.

En las entrevistas las personas que están allí esperan poder conocer a las personas con las que van a trabajar día a día un poco más. No debes contestar con monosílabos y no uses palabras rebuscadas o al final parecerá que estás exagerando y que eres demasiado tímido.

Cuando hables del trabajo, debes hablar con amor por lo que haces y mucho entusiasmo, pero no supliques el trabajo con frases como” lo necesito”, “me urge trabajar”… ya que parecerá que irás a trabajar obligado.

Si te preguntan por tus empresas anteriores, no hables más nunca de ellas. Habla con mucho respeto de tus jefes anteriores y responde todas las preguntas que te hagan.

Si te comienzan a hacer preguntas personales, lo que debes contestar es que ese tipo de preguntas no son relevantes para el puesto. Muchas empresas hacen preguntas personales para poder ver cómo reacciona la persona ante un momento inesperado y poner a prueba l control emocional de cada persona.

  • Consejos extra

Jamás llegues a un trabajo pidiendo el puesto como si fuese una limosna para ti. Evidentemente, el entrevistador sabe que necesitas el trabajo, por eso mandaste tu CV pero no necesita saber cuál es tu nivel económico o cuanto lo necesitas para vivir. Por el contrario si puedes decirle cuando te apasiona ese trabajo.

Si te acabas de titular…

En muchos casos, llegas a las entrevistas de trabajo recién graduado y esto hace que te sientas un poco menos preparado que quizás tus compañeros. No digas nunca en la entrevista que no tienes experiencia porque acabas de terminar de estudiar… ellos ya lo saben. Lo que realmente debes decir es que cuentas con disponibilidad horaria y que quieres comenzar a poner en práctica todos los conocimientos que has adquirido en tus estudios

One Response

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.